Inicio Destacadas 28 años después médico no olvida la hazaña del primer in vitro...

28 años después médico no olvida la hazaña del primer in vitro en el país

2

El pasado domingo 10 de mayo fue una fecha que di­fícilmente el gineco-obs­tetra Héctor Elías Rosario Cáceres pueda olvidar y el sector salud dominica­no tampoco. El país cum­plió 28 años de haber visto el nacimiento de su prime­ra bebé probeta o concebi­da mediante técnica de fecundación in vitro.

El nacimiento de la niña Ana Carolina Duarte Alber­ti ocurrió en el año 1992 y de acuerdo a su perfil de Fa­cebook vive en el extranjero. Ese primer caso criollo, que se convirtió en el número 3,941 del mundo, tomó las primeras planas de los prin­cipales periódicos del país, de acuerdo a los recortes que conserva el médico ejecutor.

La hazaña médica en ese entonces en el país ocurrió justo 14 años des­pués de darse el primer ca­so del mundo, ocurrido en Inglaterra.

Entrevistado para Listín Diario, el doctor Rosario Cáceres, fundador y direc­tor del primer Centro de Fertilidad y Reproducción Humana en el país, que in­cluyó el primer laboratorio de reproducción asistida, asegura que un aconteci­miento de esa magnitud es muy trascedente e inolvi­dable para el desarrollo de esa especialidad en Repú­blica Dominicana.

“Esto constituyó un pie de avance para el desarro­llo de esa especialidad en el país, ya que en ese tiem­po, hace 28 años, había só­lo un especialista en repro­ducción humana”,

Ese especialista era él, cuya especialización la ha­bía hecho en México en el 1972 al 1975, cuando re­greso al país y 17 años des­pués hizo el primer caso de reproducción in vitro o de bebé probeta en el país.

Recuerda que todo inició en Septiembre de 1988 cuando los padres de la ni­ña, Luis Duarte y Mercedes Alberti se le acercaron en busca de ayuda después de tener cuatro años de casa­dos sin procrear. La pacien­te tenía ambas trompas de Falopio obstruidas a causa de una endometriosis, ade­más de pequeños tumores en la matriz que le impe­dían concebir.

Luego de un año de tra­tamiento, a sugerencia del médico, se decidieron por el método de la “fertiliza­ción in vitro” que consis­te en tomar esperma del varón y óvulos de la futu­ra madre para fertilizarlos fuera, y luego transferirlos al útero.

Mil tratamientos al año
Hasta el año pasado, de acuerdo a una investiga­ción realizada por Listín Diario, República Domini­cana contaba con 11 cen­tros de fertilización In Vitro donde cada año se reali­zan unos mil tratamientos de reproducción asistida atendiendo a requerimien­tos de pacientes que quie­ren procrear pero que por alguna causa no pueden conseguir el embarazo.

Se estima que el 20 por ciento de todas las pare­jas que desean procrear, o una de cada cinco, no lo lo­gra, por lo que debe recurrir a tratamientos. El costo del tratamiento ronda entre los 400,000 y 500,000 pesos.

De acuerdo a una publi­cación hecha por “Sába­do del Recuerdo”, de raí­ces veganas, de donde es oriundo el doctor Rosario Cáceres, remitida a Listín Diario por dicho especia­lista, actualmente la joven Ana Carolina, tiene dos ca­rreras a nivel académico superior, es madre y tan­to ella como Louise Brown, con 27 años de diferencia, el primer caso del mundo, tuvieron dos años con pro­blemas para concebir, te­niendo ambas luego un va­rón por medio a un parto normal.

El 25 de Julio de 1978 se verificó en la comunidad de Holdham, Inglaterra, el nacimiento del primer bebe probeta del mundo siendo en este caso tam­bién una niña llamada Lo­uise Brown.

A los bebés concebidos a través de FIV (fertiliza­ción in vitro) se les deno­mina bebés probeta refi­riéndose a recipientes de cristal o plástico denomi­nados probetas, que se uti­lizan frecuentemente en los laboratorios de química y biología.