Inicio Destacadas China reducirá a mitad los aranceles hacia EEUU

China reducirá a mitad los aranceles hacia EEUU

5

China reducirá a la mitad los aranceles a productos estadounidenses como la carne de cerdo y vacuno, la soja o el Whisky a partir del 14 de febrero. La medida contará con reciprocidad por parte del Gobierno de los Estados Unidos a raíz de la primera fase del acuerdo comercial firmado entre los dos países.

La Comisión Arancelaria del Consejo de Estado señaló que los impuestos a estos productos -entre los que también se cuentan algunos de la industria automotriz, carne aviar, marisco y productos químicos- quedarán en un 5 y un 2.5 % respecto al 10 y5 % que se les gravaba desde el pasado 1 de septiembre.

La medida, que afectará a bienes estadounidenses por valor de 75,000 millones de dólares, entrará en vigor a las 13:01 horas locales (05:01 hora GMT) del próximo 14 de febrero.

El Gobierno chino aseguró que esta medida es una respuesta al anuncio de Washington de rebajar del 15% al 7.5% aranceles a productos chinos por valor de 120,000 millones de dólares a partir de la misma fecha. Según un comunicado emitido por el Ministerio de Comercio, China ha anunciado la decisión “para relajar las tensiones económicas y comerciales y ampliar la cooperación”.

Se pondrán en marcha futuras medidas de este tipo en función del desarrollo de las relaciones entre ambos países.
El diario hongkonés South China Morning Post afirmó que se trata de “una señal de que China está poniendo en marcha la primera fase del acuerdo comercial con Estados Unidos (firmado el pasado 15 de enero) a pesar del brote de coronavirus”.

El impacto económico del coronavirus agrava el temor de que Pekín no pueda ampliar en el plazo exigido sus compras de productos estadounidenses. El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, había declarado que la epidemia, que ha paralizado la actividad económica de la segunda potencia mundial, va a retrasar las compras.

Desde el comienzo de la cuarentena en una quincena de ciudades de Hubei, el foco de la epidemia, y el parón prolongado por las fiestas de Año Nuevo lunar, luego prorrogadas para evitar una operación retorno masiva, las fábricas continúan cerradas.