Inicio Destacadas Comienza el juicio político contra Presidente de EE.UU Donald Trump

Comienza el juicio político contra Presidente de EE.UU Donald Trump

5

WASHINGTON — VOA Noticias. El juicio político al presidente Donald Trump en el Senado ha comenzado el jueves con procedimientos preliminares, incluida la entrega de los artículos de juicio político a los senadores, que actuarán como jurado, por parte de los gestores, los legisladores de la Cámara de Representantes que actuarán como fiscales.

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, prestó juramento a media tarde para presidir el juicio político de destitución del presidente Donald Trump, y luego juramentó de inmediato a todo el cuerpo del Senado con un juramento para garantizar “justicia imparcial” como jurados en lo que es solamente el tercer procedimiento de este tipo en la historia de Estados Unidos.

Roberts, hizo un corto viaje cruzando la calle desde el máximo tribunal de la nación hasta el Capitolio, para ser conducido a la cámara del Senado.

La Constitución exige que el presidente de la Corte Suprema actúe como presidente. Se espera que Roberts, quien ha insistido durante mucho tiempo en que los jueces no sean políticos, sirva como árbitro para los procedimientos en lugar de ser un participante activo. Los senadores finalmente emitirán el veredicto.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, dijo que el paso final el jueves será notificar a la Casa Blanca y “convocar al presidente para que responda los artículos y envíe a su abogado”.

La parte principal del juicio comenzará el próximo martes.

“El sentimiento en la cámara del Senado es profundo”, dijo el líder de la minoría demócrata, Chuck Schumer en una rueda de prensa en el Capitolio.

“Cada uno de nosotros se enfrenta a la decisión sobre si comenzar este juicio en busca de la verdad o en servicio del presidente”, agregó el senador.

La presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, firmó los artículos de juicio político en una ceremonia el miércoles, adelantando el proceso después de un retraso de aproximadamente un mes, ya que los demócratas de la Cámara trataron de lograr que los líderes del Senado aceptaran el testimonio de nuevos testigos durante el juicio.

McConnell se ha resistido a llamar a testigos, diciendo que la decisión vendría más tarde en el juicio