Inicio Entretenimiento Cine Malpaso, selección dominicana a los premios Goya

Malpaso, selección dominicana a los premios Goya

4

Malpaso (Héctor Manuel Valdez/ Bou Grup) representará República Dominicana en los Premios Goya 2020, de acuerdo a veredicto de Comisión Dominicana de Selección Fílmica de la Dirección General de Cine (DGCINE), dado a conocer hoy en una rueda de prensa virtual. Los creadores del concepto de Malpaso son: Héctor Valdez, David Maler, José R. Alamá, Ángel de la Cruz y José Pastor.

El presidente de la comisión, ingeniero Omar de la Cruz, destacó que en Malpaso, resalta su contenido social, su sentido dramático por medio de sus personajes y situaciones y la capacidad de poner en común conflictos que normalmente permanecen invisibles.

Indicó que esta y otras cintas, son las que van construyendo poco a poco, el perfil de una cinematografía dominicana y permitir nuestro reconocimiento particular por ante la industria internacional audiovisual.

El director de Malpaso, participante en el encuentro, dijo que la selección constituye un estímulo y un compromiso que le llevará a insistir en emplear el cine para que sea foro para sensibilizar sobre problemas y esperanzas, normalmente escamoteados por los focos de atención de la opinión pública que pocas veces se enfocan en temas y personajes a tanta distancia de la capital.

Héctor Valdez expresó su agradecimiento por la selección y dijo que debe un reconocimiento especial a la comunidad de Jimaní, sus líderes comunitarios, sus autoridades y a quienes constituyen semanalmente el Mercado Bi-Nacional, ambiente que pudo ser captado con toda autenticidad por ese apoyo e identificación de las comunidades fronteriza dominicana y haitiana.

Destaca que se pudo plasmar en pantalla, el drama de la niñez indocumentada de la línea fronteriza. Extendió sus agradecimientos a la entidad no gubernamental internacional Save the Children, por su orientación y respaldo al concepto del trabajo.

Malpaso es uno de los proyectos más consistentes en la buena estructuración delfuturo del cine nacional y desarrollado cuando es más necesaria la persistencia de la fe en la marca del cine nacional, con nuestras identidades, nuestros acentos y el reto de que sean entendible y asimilable por todo el mundo cinematográfico, en opinión generalizada de la crítica de cine local.

Partiendo de un guion realizado a diez manos, circular sobre sí mismo y ubicado en una zona del país respecto de la cual hemos estado de espaldas, el filme renueva las esperanzas de un auténtico cine nacional que traza una marca y evita los pasillos del facilismo fílmico.